Los postres del verano: postres fríos


Ya lo decía Radio futura.... arde la calle al sol de poniente... Si es que estamos en mayo y parece julio, con lo cual este año ya hemos abandonado los pantalones largos, los abrigos gordos, muchos de vosotros los platos. de cuchareoy ahora toca dar paso a las bermudas, sombreros y como no, los postres fríos, hay un postre para cada gusto vamos a ver cuales nos van a encajar más en nuestro disfrute estival, en este post hablamos de postres y no, no voy a incluir los mojitos y cocolocos como postre, jeje.


Los helados:

El helado es un alimento universal que se prepara a partir unos pocos ingredientes básicos: crema batida, agua, azúcar y edulcorantes para darle un sabor determinado. Una vez mezclados estos ingredientes, se procede a su pasteurización y a una fase de enfriamiento final.


Es un producto refrescante, cremoso e ideal para consumirlo durante el verano. Presenta tamaños, formas y sabores muy distintos y los hay de dos tipos por sus ingredientes; los clásicos con huevo en. la receta o los que se hacen sin huevo, si por el contrario hablamos de como los elaboramos, pueden ser casero o usando una máquina heladora.


En cuanto a las formas, los tenemos de todo tipo, de bola tanto en barquillo como en tarrina, en barra, la tipica de 3 cortes de choco-nata-vainilla por ejemplo, o ya en moldes que van desde un pie hasta caras de payaso jejej. El listado de sabores es prácticamente interminable, pero los más populares son de limón, chocolate, fresa y vainilla.


íSon un producto alto calórico, pero tan refrescante y dulce que hace que nos olvidemos de las calorías, ademas, nos producen exorfinas, no confundir con endorfinas, las exorfinas nos producen placer y bienestar, se encuentra en alimentos como el trigo y los lácteos sólidos.


¿Y cuándo nació el helado? No lo sabe ni quien lo inventó, jeje, podríamos poner como base que empezase con las bebidas enfriadas con hielo y nieve que traían de la montaña, supuestamente. en China, y de ahi que igual Marco Polo nos lo trajera a Europa y en Italia tengamos a los que presumen de ser los maestros del "gelato".


Aprende a hacer las bases desde este enlace


Los sorbetes:

Los sorbetes podemos hacerlos por ejemplo con frutas, como este de fresas, o bien con licores, aromas o esencias, como el de cafe.


Se trata de uno de los postres predilectos de la mayoría de restaurantes y, lo cierto, es que es un plato muy fácil de preparar y con muchísimo sabor. Su éxito reside en que es un dulce refrescante, como un helado, pero que es más cremoso y contiene menos hielo.


El sorbete es un postre que está elaborado con agua, azúcar y alguna fruta. Se diferencia del helado tradicional porque no lleva ni leche, ni huevos, ni ningún añadido de grasa como dulce de leche. Es mucho más natural y, por ello, la textura y el sabor es más cremoso y delicioso.


Debido a que está creado con ingredientes muy sencillos, la composición calórica del sorbete es, también, mucho menor. Y, por ello, se trata de un postre perfecto para personas que quieran mantener la línea y darse un capricho de vez en cuando.


Los trucos del sorbete los tenemos en este enlace


Granizados:

Especie de sorbete a la italiana (granita). Esta preparación semi­cuajada se elabora con un simple jarabe de fruta poco dulce, o un almíbar aromatizado con café o algún licor y hielo frappé.


Debe su nombre a su textura granulada y se sirve en un vaso de sorbete o en una copa como refresco. De fácil preparación, el granizado se presta a numerosas variaciones, a base de verduras, hierbas aromáticas, infusiones, etc.


Me acuerdo que la primera vez que lo tomé fue en Toledo y era bien pequeña, en las casetas de bares que hay en el parque, tenían 2 máquinas de las que mueven el granizado, una con horchata y otra con granizado de limón, que rico sabía a 42ºC jeje. Ahora vemos muchas, la pena que son siropes muy artificiales y los podemos hacer en casa naturales y buenos.


Los polos:

Ya sea un polo flash o un polo de palo jeje, es muy refrescante pero no deja de ser un bloque de un líquido congelado, sea agua con un edulcorante, saborizante y colorante o un zumo esto sería la mejor opción, y sobretodo si queremos echarles frutitas por el medio o gominolas que lo hacen muy divertido.


Lo divertido cuando la hacemos. en casa es jugar con los colores, y hacerlos de 3 en tres o como hacía yo de pequeña zumo de manzana congelado que delicia, y el de refresco de cola, pero ahora si hay uno que me gusta es de te verde con hierbabuena, ya os diré como hacerlos jeje, pero es super refrescante, no tarda nada en hacerse y además es muy económico. Vamos que son todo ventajas si nos ponemos a pensar jeje.


Tarta helada:

Seguro que según habéis leído tarta helada os acordáis de esas contessas que comíamos en fiestas de niños, era la típica que nos ponían un domingo de nata y chocolate en láminas en un cachito en el plato, a mi a día de hoy me encanta, lo siento soy más clásica que los calcetines blancos con dos rayas.


No deja de ser un helado de nata en forma de tarta, con combinaciones como las láminas de chocolate o galletas y barquillos, es un clásico y como tal nos encanta. Yo he probado el otro día una de oreo, una delicia.


Los semifríos:

Los semifríos son un postre helado a medio camino entre la mousse y el helado, porque en realidad son mousses heladas, que se hace siempre con merengue o sabayón, o nata montada, o una mezcla de varios de ellos.


Aquí hay muchos para gustos y colores, desde chocolate, a limón, pasando por quesos y frutas del bosque como los de la foto, se pueden añadir frutas, galletas o lo que queráis pero sin duda el de mojito o frutos del bosque es mi favorito, o el que nunca pasa de moda, el semifrío de turrón, que seguramente lo habeís visto en varias ocasiones.


Entradas Recientes

Ver todo