top of page

Del Mambo 6090 al nuevo rey de los robots, Mambo CooKing



Cuando hace 6 años Cecotec proyecto la primera Mambo, de aquella solo se llamaba así Mambo, ya que era el único modelo, revolucionó el mercado de los robots de cocina, pues aunque había otros robots de otras marcas, el precio no era para todo los bolsillos, había solo uno, el del Lidl, a un precio económico, pero apenas se vendrían unidades siendo casi imposible acceder en ese momento a él, otras marcas como Thermomix superaban los 1000 € y eso suponía que mucha gente no pudiera comprar y los robots de cocina no estuvieran tan presentes en todas las cocinas que Mambo ha llegado a entrar.



Mambo (luego conocido como Mambo 6090) proporcionaba no solo una mejora precio, sino mayor capacidad en la jarra, accesorios nuevos y desconocidos hasta entonces, como una cuchara para cocinar, removiendo o amasar (Mambomix), la potencia calorífica, como las vitrocerámicas para poder seleccionar no solo la temperatura que necesitábamos, si no, que la fuerza de como queríamos que subiera esa temperatura, evitando así que la comida se quemara en el fondo. La velocidad 0 para poder fermentar o cocinar de manera tradicional y sin tapa, el doble engranaje lo que hace que se pudiera poner esa capacidad y aun así picara con fuerza y grandes cantidades,


Si hablamos de este modelo, podríamos hablar de un modelo beta, es decir, como todo en esta vida no podemos correr si no sabemos andar, y como modelo inicial había cosas demandadas por los usuarios que no cubría, como por ejemplo era que no tenía báscula, ni tenía recetas guiadas, eran gratuitas sí, pero había que poner los pasos uno a uno. Otra cosa curiosa que pasó con Mambo, yo por aquel entonces trabajaba en Mediamarkt, era que solo venía con la jarra inox, una jarra que no se podía mojar las resistencias, lo que hacía que había que lavarla a mano y con cuidado de no mojarlas. Vendían, como accesorio adicional, una segunda jarra con recubrimiento de cerámica, pero esa jarra solo se podía comprar en la web y se agotaba rapidísimo, lo que hacía que muchos no llegaran ni a verla. La verdad que no era de extrañar, pues cuando yo colocaba en el lineal el robot, no duraba ni segundos (aún recuerdo un Black Friday salvaje de 2018 con Mambo y Conga como protagonistas), y la gente me pedía esa jarra, pero…


Las recetas eran gratuitas, como ahora, pero desde un blog de recetas, no tenía pantalla con recetas ni tampoco APP, había que ir poniendo el paso a paso siempre. 100 °C, P.C. 2, 3 minutos y velocidad 2, por ejemplo, je, je, je, pulsando sobre la pantalla y luego girando una rueda, esa pantalla era solo para eso y estaba localizada en el cuerpo del robot, en la parte derecha. Así aprendí a hacer yo mis recetas, con las del blog oficial de Cecotec, luego probando las mías propias, cogiendo idea de los pasos, tiempos, etc., de recetas ya creadas, pero con mis ingredientes, viendo recetas de otras máquinas y adaptándolas…


De esa Mambo, surgieron los modelos 7090, 8090/8590, 9090/9590, esos modelos ya mejoraron el sistema de tapas, para hacerlas más seguras con anclajes de cierre y la jarra de acero ya apta para lavar en lavavajillas, los 3 modelos salieron a la vez, pues el 7090, solo incorporó esa jarra Waterproof, el 8090/8590, incorporaba a su vez báscula, y el 9090/9590 agregaba a esas dos incorporaciones, inox Waterproof, la jarra Mambo Habana, una jarra cerámica, aunque todos los modelos son compatibles, en este modelo ya venía en la caja.


Ya habían mejorado muchas cosas, pero qué pasaba con las recetas guiadas, la gente quería escoger la receta y no andar dando al botón de tiempo, temperatura, etc. Pues salieron al mercado unos nuevos modelos, estéticamente idénticos a estas antiguas Mambo, 10070 y 10090, eran ya con conexión wifi, para enlazar con una APP en el móvil, y así ya cocinar con recetas guiadas. La diferencia entre estas dos, las jarras, en las dos venía la jarra Inox, pero en 10090, ya venía incluida la Habana.



La evolución fue crear los modelos 12090 y 12090 Habana, con pantalla táctil a todo color, con las recetas y la app integrada, en estas Mambo la diferencia radicaba también en las jarras, teniendo la jarra cerámica en Habana y en la otra solo la de Inox. La pantalla táctil era de 7” y se encontraba en el cuerpo del robot, donde antes teníamos la pantalla con los símbolos de velocidad, tiempo, etc.



Pero Cecotec no decidió quedarse solo ahí, decidió realizar robots con diferente forma, ya que hasta entonces el cuerpo del robot estaba a la derecha, mejorar los accesorios ya creados y aumentar las funciones y sistemas de seguridad, de ahí el nacimiento de los robots 11090/11090 Habana y Mambo Touch/Mambo Touch Habana. En la que la disposición del robot pasó a ser con el cuerpo al fondo, teniendo menos ancho, ya que la jarra se colocaba en el medio y la pantalla delante, pero el motor estaba atrás, otro cambio que se realizó con esto es que la báscula pasaba a estar en el cuerpo y no en las patas, haciendo así que se sujetara mejor sobre la encimera, ya que las patas eran con ventosa.


Los accesorios en estos dos modelos cambiaron, cambió la jarra teniendo dos asas laterales como las de las cazuelas y no un asa central frontal como estábamos acostumbrados, ese cambio vino dado por los sistemas de seguridad implementados, en los cuales la jarra y tapa se quedan anclados al robot hasta pasado un tiempo después de cocinar, para evitar así que si estaba funcionando se pudiera levantar o abrir la tapa, a mí particularmente me gustaba, dado que se reparte mejor el peso en las dos manos y no solo en una, aunque la mayor parte de los usuarios reclamaban esa asa central al que estaban acostumbrados. Las cuchillas y Mambomix ya no eran igual, solo con un giro cambiábamos una por otra, simplemente se encajaba la parte superior de estos accesorios a un engranaje que no hacía falta sacar de la jarra, lo que aumenta la comodidad de esta.


Otro de los cambios que incorporó fueron las funciones predefinidas con cambio de ritmo, en todos los robots Mambo que había hasta entonces en el mercado, solo había una función predefinida: Turbo, ahora en estos modelos tendríamos: Autolimpieza, Picar, Smoothie, Amasar, Guiso, Turbo, en los cuales el robot gestiona cambios de ritmo de velocidades para un mejor acabado, por ejemplo en Picar cambia entre velocidad 6 y 8 si mal no recuerdo, para un acabado perfecto en 2 minutos.


La diferencia entre estos dos modelos eran las pantallas, así como Mambo 11090 no tenía pantalla a color con recetas, Touch si venía con esa pantalla en el frontal, un poco más pequeña que en 12090, pero con las mismas recetas y utilidades, en ambos modelos, tanto 11090 como Touch teníamos las App, para usarlas desde el móvil con 2,4 GHz. Las versiones de estos modelos incluían el robot básico 11090 o con jarra Habana Easy, el 11090 Habana, y lo mismo con Touch (jarra inox) y Touch Habana, que incluía la jarra Habana Easy.



Y este año, a finales de enero, llegó la auténtica revolución, destronando a todos los Mambos anteriores y al resto de robots: Mambo CooKing, con tres versiones en función de los accesorios que vengan incluidos, Sin entrar a fondo, eso lo dejo para el análisis completo que voy a hacer en otro artículo del blog, podemos destacar que es un robot con más temperatura, alcanza hasta los 180 °C, que hasta ahora en modelos anteriores son 120 °C, pantalla delantera más grande que los modelos Touch, mayor número de funciones predefinidas, accesorios clásicos como la vaporera o mariposa, pero nuevos accesorios creados como el limpiador, o accesorios ya creados, pero que han sufrido una modificación como son las jarras, mucho más grande con sistema de asa central y dos laterales o la tapa y tapón transparente muy práctica para ver como vamos cocinando.


Pero sin duda la auténtica revolución pasa por el accesorio ChefCrown, un dispensador automático en carrusel que nos permite colocar la comida en sus diferentes departamentos, incluso el caldo de un guiso, programar a la hora que queremos la comida y cocinar a distancia, esto que demandábamos tanto para no tener que estar delante. Además, nos permite crear nuestras propias recetas y añadir a la app, como compartirlas con el resto de usuarios o crear lista de la compra, y sin olvidarnos de la ayuda en la cocina, donde le indicamos que alimentos tenemos y la app nos indica que posibles recetas podemos hacer, lo que nos supone una ayuda increíble, ya que evitamos desperdiciar alimentos.


Como os comentaba, en un futuro post (estoy ya escribiéndolo) analizaremos los nuevos modelos MamboCooking, ya que bien merecen un buen post completo, de momento os dejo una tabla comparativa para que la podáis echar un ojo.






489 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

Σχόλια

Βαθμολογήθηκε με 0 από 5 αστέρια.
Δεν υπάρχουν ακόμη βαθμολογίες

Προσθέστε μια βαθμολογία
bottom of page