Como evitar intoxicaciones alimentarias en verano


La seguridad e higiene en la manipulación de los alimentos, así como el adecuado tratamiento y conservación de estos, son aspectos que siempre se deberían tener en cuenta independientemente de la época del año. Y mucho mas en época estival, dado que el aumento de las temperaturas, las cuales favorecen el desarrollo de microorganismos, y ciertos cambios de hábitos, como comer más veces fuera de casa hace olvidemos muchos de los alimentos que tenemos comprados y que aumente el tiempo de almacenamiento de los que tenemos preparados, ademas de que aumenta el consumo de alimentos crudos, poco cocinados o alimentos cocinados que se consumen templados o fríos.

Aunque en la mayoría de los casos, las intoxicaciones alimentarias sean leves y desaparezcan sin tratamiento, hay otros casos que pueden cursar con especial gravedad


Y ¿qué podemos hacer?

  1. Consumir alimentos tratados, es decir, aquellos que han recibido un tratamiento higienizante adecuado, como por ejemplo la pasteurización. Este puede ser el caso de la leche sin tratar, conservas realizadas sin el proceso de esterilización adecuado o incluso agua sin tratar. Las mayonesas envasadas y otros preparados comerciales a base de huevo, son también ejemplos de alimentos tratados más seguros que su alternativa casera a base de huevo crudo, la cual es especialmente crítica en verano.

  2. Cocinar los alimentos adecuadamente antes de su consumo. Para ello, es importante que las temperaturas de cocinado lleguen a alcanzar una temperatura de al menos 70 °C en el centro del alimento durante un mínimo de dos minutos.

  3. El maldito Anisakis. Respecto al pescado, si se va a consumir crudo o poco cocinado, este debe haber sido congelado previamente a una temperatura de -20 °C o inferior durante al menos cinco días.

  4. Consumir los alimentos cocinados inmediatamente, nade de dejarlo ahí a temperatura ambiente, cuanto más tiempo esté, mayor será la población de microbios y con lo cual mayor riesgo.

  5. Conservar los platos preparados a una temperatura adecuada, si los preparamos para un consumo posterior estos ha de ser refrigerados lo antes posible y mantenerse en frío hasta su consumo.

  6. Calentar de forma suficiente los alimentos cocinados: El enfriamiento adecuado de los alimentos ya cocinados y su mantenimiento en frío ralentiza que aparezcan, pero no mata a los microorganismos, por tanto, antes de comer un alimento que ya había sido cocinado y conservado en frío, es necesario calentarlo de nuevo completamente, lo que dec´amos de cocinado perfecto en el punto numero 2.

  7. Cuidado con la contaminación cruzada: Nunca se debe de juntar alimentos ya cocinados con alimentos crudos y no se debe de usar los mismo utensilios o superficies, evitemos las telas y trapos de cocina y usemos papel de cocina de usar y tirar.

  8. Mantener todo siempre limpio, antes durante y después así como evitar tener basura en casa, sintiéndolo mucho nos toca bajar más a menudo al cubo, pero es importante no dejar en la mesa mientras cocinamos o preparamos ni un trozo de piel de cebolla o espina.

  9. Durante la manipulación de los alimentos es imprescindible tener las manos siempre limpias. Estas deben lavarse adecuadamente y de forma regular tantas veces como sea necesario, especialmente tras la manipulación de alimentos crudos y siempre que se interrumpa temporalmente el proceso de cocinado o manipulación de alimentos para atender otras actividades como, por ejemplo, ir al baño o sonarse la nariz.

  10. Cocinar con agua potable, creo que no necesita explicación

  11. No tener los alimentos a la merced de las mascotas, creo que esto es lógico y no necesitamos explicar.

  12. Tener las manos limpias, es decir lavar cada poco y frotar que en las uñas se acumulan muchos bichos.

  13. Si vamos de excursión hemos de cumplir con todas estas reglas y tener aun más cuidado, así como fijarnos en bares y restaurantes que todo este perfectamente limpio, en vitrinas refrigeradas etc...


Entradas Recientes

Ver todo