El soplete de cocina


Todos sabemos que es un soplete y es cada vez más habitual verlo en nuestras cocinas, pero sabemos como escoger un modelo perfecto, o le sacamos todo el uso que debemos, la verdad es que normalmente las respuestas a esto seria no... lee el post que te traigo y aprende a usar el que ya tienes o compra uno y empieza a disfrutarlo, que es un gran aliado.


Para empezar, tenemos que escoger un buen modelo, pero en qué me he de fijar, pues sobre todo, en el tamaño, con que lo alimentamos y sobretodo en que tenga sistema de seguridad y llama regulable, esto último importantísimo.


Y para eso no necesitamos gastarnos mucha pasta la verdad, por ejemplo el modelo de la foto es un soplete de butano, que apenas ocupa 16cm x 10cm en el cajón, tiene sistema de bloqueo y llama regulable, alcanza los 1300ºC y es muy fácil de usar, ah y viene con recetario, vamos que nos ayudan a saber como usarlo si quieres echarle un ojo te dejo pulsa sobre la imagen siguiente.

Su precio hoy dia 27 de abril de 2022 es de 10,66 porque esta en oferta, pero normalmente no cuesta mas de 12€

Dentro del mercado encontraremos sopletes más pequeños que no recomiendo en ningún caso si no queréis desesperar cocinando con ellos, o los de doble llama, mucho más caros ya que son a nivel profesional y muy difíciles de controlar si no eres un experto.


Como lo recargo pues muy fácil, con gas butano de botella de las que usamos para recargar mecheros, las venden en los estancos por ejemplo, pero yo siempre os voy a recomendar el que os dejo a continuación. Evitar comprarlo en bazares y tiendas si no es de esta marca, por experiencia.

Y te preguntarás que pa que este cacharrillo, pues fácil para un montón de cosas, desde limpiar las plumas de las aves, o los pelos del cochino cuando hacemos unas manitas, derretir y gratinar queso, a asar y caramelizar una crema catalana o unas verduras, marcar piezas de carne o pescado o glasearlas con sus jugos y salsas, a tostar pan y frutos secos y a dar un punto crujiente o a potenciar el sabor de muchos platos. ¿Sabes que para muchas cosas que tengas que gratinar en el horno las podemos hacer con el soplete y ahorrarnos mucha pasta en luz, tiempo de cocinado y precalentado y limpieza verdad?


Ejemplos claros de cocinados:

Gratinar queso.

Que rica la sopa. de cebolla, pero sin ese pan tostado con quesito gratinado pierde todo su encanto, y claro no vale de un momento a otro tiene que ser en el momento justo antes de servir, pues soplete en mano gratinamos este queso y pasamos del horno.


Limpiar la carne

Por muy bueno que sea nuestro carnicero, siempre alguna pluma se le escapa, sobretodo en las alas o cerca del hueso de la pata, y la carne de cerdo igual, queramos o no queramos algún pelo siempre hay, ya se que el dicho dice que quien depara en pelo no come gocho, pos con esto los vamos a dejar nikelaos jeje y así no tenemos que andar deparando jeje.


Caramelizar:

Que me decís de ese arroz con leche, o esa crema catalana con su azúcar requemado por encima, esa capa crujiente que vuelve a estos postres aun más irresistibles, romperla con la cuchara es un placer del otro mundo, pero esto solo no es una técnica para el dulce, lo podemos hacer con por ejemplo foie en una tosta o arroz.


Tostar:

Que me decís de esas tartaletas de merengue o esas cremas y postres como el ponche segoviano que debemos marcar con ese tostado, pues tiramos de soplete para ello y en 3, 2, 1,,,,, resultado perfectos


Brasear verdura:

Por ejemplo yo braseo tomates y verduras para darles un toque ahumado para salsas como la barbacoa, braseo el tomate o una berenjena y esto le da un toque de los buenos.

Entradas Recientes

Ver todo