La vaporera, otra grande desconocida de Mambo, solemos usarla para poco o nada, reduciendo sus usos a la cocina al vapor solamente, pero tiene mas usos, en este post vamos a conocerla un poco más y sacarle mayor partido, asi como trucos y consejos para lavarla, guardarla e incluso ver que podemos usar con ella.


La vaporera esta compuesta por 3 partes, el recipiente, la bandeja y la tapa. Estas 3 partes encajan perfectamente y no tienen problemas de goteo durante la cocción. Transmiten bien el calor y hay que tener varias cosas en cuenta a la hora de usarlo. Además la vaporera encaja perfectamente sobre la tapa de la jarra, sin cubilete, o sin la tapa de la jarra cuando no tengamos velocidad puesta.


Tienes dos opciones de utilización: con sus tres partes, usando la bandeja interior, o solo con la base y la tapa. Ello dependerá de lo grande que sea el alimento que pongas en la base y de tus necesidades. Pero siempre, siempre, siempre la tapa que cierra la vaporera puesta.


Cuando usemos la vaporera siempre tenemos que tener un líquido en la jarra, sea agua o caldo , hay que poner máximo medio litro, así estará perfecto para cocinar con ella evitando que salpique. EL medio litro de agua nos dará hasta para media hora de vapor continuo.


Como sabemos el agua hierve a 100ºC, para poder hacerlo de manera constante un truco es poner a 120ºC, como es lógico no va a alcanzar mas temperatura de 100ºC por ley física, pero si que Mambo no sabe que es lo que hay y así que al hacer el intento de subir hasta 120ºC, tendremos una temperatura continua a 100ºC sin altibajos y el agua no parará de hervir.


Si usamos distintos ingredientes tenemos que tener en cuenta que no todos tienen el mismo tiempo de cocinado, así que debemos de colocar los mas duros en la parte inferior ya que llega mejor el vapor, y los más blandos los podemos alejar más, hemos de dejar agujeros libres en la base y en la bandeja para que el vapor fluya.


Cuando acabemos de usarla pondremos la tapa dada la vuelta sobre la encimera y sobre esta la vaporera, así evitamos manchar la encimera, y que todo este perfecto.


Una truco que viene muy bien, es usar papel de horno, húmedo y arrugado así evitaremos que se mezclen los sabores.


Usos:

  • Cocina al vapor carnes y pescados: podemos hacer cualquier tipo de estos alimentos, su tiempo como es lógico depende del tamaño de la pieza, así como su tipología y frescura. Tenemos que ir mirando el punto de cocción para que no se nos seque, un truco es poner unos minutos menos de lo que estipulamos, y nunca abrir hasta la tapa hasta el momento final, para evitar que se vaya el calor y se seque. Tenemos que pincelar siempre la base de la vaporera con aceite o mantequilla, para que no se nos peguen las piezas durante el cocinado

  • Cocina al vapor de marisco: al igual que con la carne y el pescado podemos hacer marisco, en este caso os recomiendo usarla vaporera directamente sin la tapa, recuerda que para ello no debemos poner velocidad en nuestra Mambo y esperar hasta que el agua este hirviendo ya para hacerlo perfecto.

  • Cocina al vapor de verduras: con frescas o congeladas, por ejemplo para hacer unas verduras de acompañamiento o una ensaladilla.

  • Pescado a la sal: con ayuda de sal gorda, la hay especifica para este tipo de plato, ponemos una capa de un dedo sobre unos 2 cm en el fondo de la vaporera y luego el pescado por encima sin escamar, y cubrimos con sal, estará estupendo, y hay que recordad que para este tipo de cocinado tenemos que tener el agua hirviendo antes de colocarlo directamente sobre la jarra,

  • Cocina en papillote: lo primero que necesitamos es saber que es un papillote, pues no es mas que un sobre de papel de horno, con alimentos dentro, también podemos usar papel de aluminio, pero es mejor en papel de horno. Al cocinar con esta técnica los alimentos se cuecen en su propio jugo y queda delicioso.

  • Arroz, cuscus o quinoa vaporizados: Poniendo papel de horno humedecido y arrugado sobre la superficie de la base, conseguiremos hacerlo igual que en una vaporera normal

  • Pelar tomates: Para pelar los tomates, introducimos 250 ml de agua en el vaso, hacemos una cruz en la base de cada tomate y los colocamos en la vaporera, procurando dejar huecos para que circule bien el vapor. Programamos 15 minutos con la temperatura a 120ºC y sin velocidad, lo que nos permitirá colocar la vaporera sobre la jarra sin la tapa de esta, luego solo nos hace falta dejarlos enfriar con hielo. Esto hace que la piel de despega sin ningún esfuerzo.

  • Yogurtera: sí por fin podemos hacer yogures en casa y sin tener que comprar otro electrodoméstico más

  • Como colador: es un uso un poco tonto pero si que cuando hagamos algo en la jarra que necesitemos colar o colar algo para meter en la jarra podremos usar la parte inferior para este uso.

  • Como escurridor: imagina que has echo pasta en Mambo, puedes escurrir la pasta y quitar el agua de cocinado con ella, con la capacidad que tiene la uso mucho, incluso para lavar lechuga etc.

Que podemos usar en nuestra vaporera:

  • Molde metal de usar y tirar de 1 litro ó 2 de medio litro

  • Moldes de metal como flaneras hasta 1 litro

  • Molde de cristal de 1 litro: en este caso como el cristal tarda en difundir el calor más que los moldes de metal deberás aumentar el tiempo de cocinado

  • Moldes de silicona de 1 litro o más pequeñas con formas. Transmiten bien el calor.

Precauciones de uso:


  • Peligro de quemarnos con el vapor, lo mejor es levantar la tapa orientando el vapor hacia la parte contraria de donde estemos, así evitamos que salga hacia nosotros.

  • Evitar usar papel albal lo máximo posible y si vamos a usar film transparente que sea el de apto para microondas, que soporta mejor el calor.

  • Si la tapa no está bien colocada la receta no se cocinará o lo hará mucho más lentamente. Comprueba siempre que esté bien ajustada.

  • Si vas a cocinar con leche, nata, recuerda que suben mucho y es mejor evitar usar la vaporera con ellos puesto, pero si no te queda más remedio, siempre estate vigilante para que no suba y se desborde.

  • Si vas a cocinar aprovechando una salsa, no olvides espesarla después de cocinar, si lo haces antes puede que no se forme el suficiente vapor y no se cocine lo suficiente.

  • Las velocidades como mucho al 2, es mejor siempre cocinar sin velocidad para aprovechar todo la salida de vapor pero si no podemos evitar el movimiento tenemos que evitar que supere la velocidad 2 para evitar salpicaduras con líquido muy caliente.

Limpieza:

  • A mano: para mi es la mejor opción, evitando utilizar estropajos, ni jabones abrasivos ni nanas. Con una esponja bastará para dejarlo perfecto. Comprueba siempre en el aclarado que los agujeros estás limpios y no quedan taponados por nada.

  • En el lavavajillas: nunca superando los 60ºC y nada mas acabar el ciclo de lavado abrir la puerta del lavavajillas para evitar que el calor residual nos lo estropee.


Entradas Recientes

Ver todo