Potencia calórica: comida siempre perfecta


Muchas veces al hacer cualquier receta con Mambo, o bueno con cualquier robot de cocina, porque pasar pasa con todos pero solo con Mambo tenemos la solución, se nos queda pegada en la base de la jarra un poco, pero como digo con Mambo no tenemos problema.


Estos robots de cocina tienen mucha potencia al cocinar, cuando hablo de potencia hablo de fuerza con la que sale el calor de las resistencias a la jarra, si lees este post sabrás como controlarlo.


No deja de ser como con nuestras vitros y cocinas de gas, en cualquier cocina vemos que tenemos diferentes potencias o niveles de fuego, verdad? pues con Mambo igual. Sirve básicamente para controlar la cantidad de fuerza con la que queremos que salga el calor, dependiendo de la receta esto nos da igual, pero con recetas como un sofrito puede estropearla si no nos damos cuenta, al reducir la potencia calorífica, hacemos que el "calor" que le llega a la jarra sea más lento pero más uniforme evitando así, contraste de calor entre la parte superior de los alimentos y la inferior y evitando así que se nos puedan quemar o pegar.


Como bien sabemos en la pantalla de Mambo aparecen unos iconos:

  • Reloj: con el programamos el tiempo de cocinado hasta 12 horas

  • Velocidad: del 0 al 10 (entendemos que el 0 es cuando no lo pulsamos)

  • Termómetro: la temperatura que queremos que alcance desde 37ºC a 120ºC o 0ºC si no lo pulsamos

  • Potencia calórica: el control de como hacer que llegue esa temperatura a la jarra si más fuerte o no.

  • Peso: este depende del modelo que tengamos de Mambo puede tener o no, y sirve para pesar los alimentos tanto antes como durante el cocinado

  • Turbo: sirve como sabéis para dar golpes rápidos de triturado, picado etc...

  • Wifi: depende del modelo tendrá o no wifi y nos indicará si esta conectado.

El botón de la temperatura y de la potencia calórica están muy unidos, cuando subimos la temperatura veremos que a su vez va subiendo la potencia calórica, lo ideal es primero poner la temperatura y luego corregir esa potencia simplemente pulsando sobre ella y bajarla a lo que necesitemos. Esto simplemente es que si voy a hervir agua, por ejemplo y la pongo a 100ºC y potencia 10, el agua romperá a hervir muy rápido, si pongo la potencia a 6 tardará un poco más de tiempo pero también alcanzara la temperatura y hervirá.


Pero cómo se si esta la potencia está bien para lo que quiero cocinar, aquí está el truco, dividiremos la potencia en 3 bloques:


  • POTENCIA BAJA: de 1 a 4, esta potencia la usaremos para alimentos lácteos (leche, queso, nata,..) alimentos con azúcar, (ejemplo, mermelada), alimentos con base de harina (una bechamel, ...) y chocolates

  • POTENCIA MEDIA: de 5 a 7, esta será la óptima para todos los alimentos que tengan mucho trozo y poco caldo, ejemplo unas lentejas, un sofrito, una base para un guiso....

  • POTENCIA ALTA: de 8 a 10, ideal para hervir agua, calentar caldos, cocinar al vapor etc... es decir como tiene mucho líquido y poco alimento sólido o ninguno no le influye.


OJO!!! Si cocinamos sin velocidad es recomendable que estemos muy pendientes de nuestra receta, y de vez en cuando remover con la pala e incluso bajarle un puntito a la potencia calórica nunca viene mal!



Entradas Recientes

Ver todo