Fartucarse en O Pepiño (Allariz-Ourense)

Este año me he ido de vacaciones a las Rias Baixas, y digo esto porque me recorrí muchos sitios, como muchos sabéis, vivo en Valladolid, así que toco coger el coche unas cuantas horas, la verdad que esto a mí me mata, pero bueno, es lo que hay, como parada estratégica para comer bien y descansar un poco nos recomendaron Allariz, esta en Ourense, es un pueblo muy bonito y además tiene mucho atractivo más allá de un paseo.

Este pequeño pueblo esta tan solo a 23km de la capital orensana, desde 1971 fue premiado con la catalogación de Conjunto Histórico Artístico, y no es para menos, este pueblo nace de un castro en el rio Arnoia, en un cruce de caminos, muy concurridos, de hecho las civilizaciones que desde que nació hasta ahora han ido dejando su huella, aquí ha habido de todo, y han estado casi todos, jeje. Por ejemplo en la edad Media, mientras se construía un castillo, y se consagraba esta villa como La llave del reino de Galicia, crecía en extramuros la judería, la cual ahora recorremos en un paseo, también vino aquí a estudiar gallego el rey Alfonso X El Sabio, también lo ocuparon las tropas napoleónicas, pero lo que mas me llamo la atención es que es un pueblo de leyendas turbias, jaja, como la del hombre lobo o el sacamantecas, que dicen que se llevo a esta villa a ser juzgado... historia o leyenda quien sabe.


Os recomiendo dejar el coche en la parte baja, a la rivera del rio, donde por cierto hay un pequeño merendero entre arboles que esta genial, los niños juegan en el agua, y la gente hace piragüismo, el aparcamiento esta a la sombra, que en verano esto es "tope gama" jeje, empezar el recorrido por una de las calles principales que recorren la ciudad desde su puente hasta la plaza, recrear la vista con sus casa bajas, calles empedradas estrechas, ah no llevéis tacones, yo como soy de playeras, es una cosa que apenas me doy cuenta hasta que veo delante un catacross tobillero de alguna mujer elegante, pero estas calles no son de tacones, y ojo que ahí se hacían encierros, yo cuando vi la foto y vi las piedras dije pa habernos matao, jaja


Dando un paseo por Allariz, además de ver sus iglesias y restos monumentales de otros tiempos vais a ver multitud de tiendas outlet de marcas como Adolfo Dominguez, y es que este pequeño pueblo disfruta de un gran comercio de outlet gallego donde poder comprar muchas marcas a precios reducidos, además de que podemos disfrutar de una oferta gastronómica muy interesante, ya que dispone de bastante restauración y tiendas gourmet, donde destaca Oh Pepiño, bueno os dejo de dar la "chapa" con el pueblo y vamos a lo que nos gusta,,, comer.

Oh Pepiño dispone de 3 locales así como de tienda online, os dejo la web oficial para que le echéis un ojo web oficial Oh pepiño. Dispone de 2 restaurantes con terraza para disfrutar de tapas y comidas y una tienda de productos gourmet donde comprar unos productos excelentes, donde dominan los embutidos de buey (boi) y las conservas.


Los restaurantes, como os decía son dos, Casa Oh Pepiño y Casa Pepinha están situados en el centro del pueblo, de hecho, hay una plaza que los separa de una iglesia jeje, la comida no es exactamente igual en los dos con lo cual os aconsejo echar un ojo antes de sentaros, y reservar en festivo, que esto esta muy pero muy demandado.


Nosotros tomamos una cerveza en Oh Pepinha, en terraza un tercio de Estrella con una pequeña cazuelita de regalo de ensalada de garbanzos, que por cierto estaba espectacular, cogí por supuesto la idea y ya la hice en casa jeje, en breves os la pongo en el blog, 2€ el tercio, me sorprendió el precio ya que en Valladolid son mínimo 2,50€.

Os dejo una foto de la carta y de la cerveza jaja

Cuando echas un ojo a la carta, te quedas un poco así, porque esta en gallego y a mí había cosas que no tenia ni idea de que era, pero el personal del restaurante es muy majo y te lo explica perfecto, nosotros comimos en Oh Pepiño, el cual es un restaurante que conserva muebles y encanto de años atrás pero todo limpio y cuidado. Os dejo una imagen del comedor y otra de la carta.




No sabíamos muy bien que escoger porque todo tenía algo que nos llamaba la atención, pero como íbamos recomendados y nos habían dicho no os podéis perder el pulpo a la brasa... el entrante lo teníamos claro, el pulpo tanto de tamaño como de punto estaban perfectos y ademas le acompañaban unos grelos y unas lascas de patata con pimentón y sal, me podía haber comido un cubo jeje.

De segundo, pues al final Carne de porco richada con pementos, es decir carne de cerdo salteada con pimientos, patatas. y cebolla caramelizada, para mi demasiada cebolla y más porque no se indica en la carta, y yo no es que la pueda comer muy alegremente por intolerancias, pero bueno las cosas como son estaba muy bueno, también escogimos Razo de porco con queixo galego, sorprendente, impresionante, y no solo porque el raxo no eran los tipicos trozos de cerdo en taco con ajo y aceite, si no que eran filetes de cerdo con jamón y queso de cabra (un cachopo sin tapa jajaj) gratinados.


No teníamos sitio para el postre, así que un café de puchero y proseguir el camino. En resumen, el local es acogedor, además la temperatura idónea, el trato del camarero, rápido y educado, la comida de excelente calidad y muy bien preparada, los precios como habéis visto no son caros ya que es un producto bueno y de gran cantidad, de hecho no pudimos acabar con todo, pero, si he de poner una critica es que la carta se la han de hacer mirar un poco, no todo el mundo que va allí es gallego, no tienen carta ni en español ni en otros idiomas y tienes que preguntar al camarero, la verdad que no me parece correcto, por lo menos en español la tendrían que tener, que así no mareamos al personal... Así como especificar más... queixo gallego así te lo ponen se quedan tan a gusto y viene un rulo de cabra.... por decir algo malo.










Entradas Recientes

Ver todo