Los garbanzos


Esta humilde legumbre llego desde Turquía de la mano de los cartagineses que en la Península Ibérica lo cultivamos y nos lo comemos desde entonces. En el mundo existen ni más ni memos que 40 clases diferentes pero nosotros en España tenemos 5 variedades reconocidas: garbanzo castellano, garbanzo blanco lechoso, garbanzo venoso andaluz, garbanzo chamad y el garbanzo pedrosillano.

Es un cultivo muy agradecido, como el resto de legumbres porque es capaz de durar todo el año perfecto en nuestras alacenas, tiene una gran cantidad de proteína vegetal y su cultivo es de secano, cosa que en tierras castellanas se agradece jeje

Ademas estas pequeñas legumbres no solo están buenas si que nos ayudan a controlar el colesterol y promueve la salud cardiovascular, por ello lo tenemos que tener siempre presenta para una alimentación sana.

Es un superalimento como la chia, la maca, la cúrcuma y todas esas cosas que nos venden en tiendas desde el auge de la cultura vegana, pero claro,,,, esta legumbre no es tan glamurossa y la vemos tanto y desde hace tanto tiempo que parece que no es nada

Normalmente los garbanzos nos suenan a cuchara, a esos ricos potajes con bacalao o cocido maragato y madrileños, muchos los hemos incorporado ya a nuestras ensaladas, y muchos ya hemos empezado a disfrutar del hummus, pero no consumimos tanta legumbre como se recomienda, deberíamos de comerlas entre 2 ó 4 veces por semana, incluso hay estudios que dicen que debería ser diario.

Aunque a muchos no les gusta porque les parece complicado de que queden bien el truco es dejarlos en remojo la noche antes y luego hay que incorporarlos a la olla cuando el agua rompe a hervir, sin sal y junto con un poco de bicarbonato y cocerlos durante unas 2 horas.

Os dejo una tabla de lo que nos aportan:



Así que ahora que sabemos que son un superalimento, que tenemos que comerlos por lo menos 2 veces a la semana para una dieta saludable y que nos ayudan tanto,,,, no hay motivo para no empezar a comerlos.

Entradas Recientes

Ver todo