Yemas curadas tradicional



Cuando pensamos en alimentos curados, nos viene a la cabeza el jamón o el bacalao, normalmente son los productos que nos suenan porque estamos más que acostumbrados, pero en Asia, por ejemplo China, desde siempre han curado las yemas, aquí esta técnica se usa desde hace poco, desde el 2015 más menos.

Y la verdad, que podemos usarlas con verduras, risotto, o con lo que os ocurra, en este post os dejo 2 técnicas para ello, en el cual, tendremos una rápida para yemas líquidas y una larga para yemas duras y poder usarla rayadas.


Ingredientes:

  • Huevos

  • Sal

  • Azúcar

Elaboración:

Modo rápido:

  1. Mezclamos la sal y el azúcar en un bol o fuente a partes iguales, o aumentando la proporción de sal si se quiere un resultado menos dulce.

  2. Hacemos unos huecos con una cuchara para recibir las yemas.

  3. Vertemos en los huecos las yemas, bien limpias de la clara, con mucho cuidado.

  4. Las cubrimos con mezcla de sal y azúcar y las dejamos a temperatura ambiente.

  5. Esperamos una hora y media, desenterramos con cuidado y límpiamos en agua.

  6. Servimos sobre tostadas con mantequilla, verduras, pasta o lo que se quiera.

Modo lento:

  1. Una vez enterradas las yemas en la mezcla de sal y azúcar, las guardamos en la nevera durante dos días.

  2. A partir de entonces, ya estarán duras y se podrán rallar sobre cremas de verduras, pasta o el plato que queramos.

  3. Para una curación completa de sabor intenso, esperar hasta dos semanas.

Entradas Recientes

Ver todo