Vamos a sacarle partido a ese cestillo que nos viene en el robot y que muchas veces dejamos abandonado en el fondo de la estantería porque apenas usamos.

Como bien reza su nombre, el cestillo es un cesto pequeño que se coloca en el interior de la jarra.


Usos del cestillo:

  • Para cocinar normalmente alimentos que no queremos mezclar con lo que tenemos en el vaso, simplemente coloco el alimento en el cestillo con suficiente líquido en la jarra para que sumerja el cestillo y listo. Los ejemplos más claros son hervir, escalfar, confitar, cocinar al baño María...

  • Para cocinar al vapor pequeñas cantidades de alimentos. A diferencia de la opción anterior, los ingredientes no tocarán el líquido del vaso y se cocerán al vapor.

  • Evitar salpicaduras, ponemos el cestillo sobre la tapa sin el cubilete permitiendo la salida de vapor y que la ebullición no salpique nuestra cocina. Muy útil cuando estamos haciendo confituras, mermeladas o salsas

  • Al triturar pequeñas cantidades de alimentos, con el cestillo dentro de la jarra evitamos que salpique toda, y que se reduzca el espacio de picado, esto solo lo usamos con alimentos blandos, no se nos ocurra con cosas duras como frutos secos o hielo ehhh.

  • Como colador, su diseño con ranuras permite que el líquido se pueda verter sobre un bol o en la jarra y colar el contenido.

  • Como escurridor, SI lo que queremos es colar de la jarra a un bol, sujetaremos el cestillo con la espátula que viene asi no se cae.

  • Y lo mejor de lo mejor COCINAR A VARIAS ALTURAS, es decir me caliento la salsa que quiera en la jarra, con el cestillo me voy haciendo unas patatas al vapor, y con la vaporera otras dos elaboraciones como mínimo

Recuerda que tiene un pequeño agujero para que encaje a la perfección con una muesca que hay en el mango de la espátula y así lo sacamos mejor


Entradas Recientes

Ver todo