No se si os suena esta palabra, si la habéis visto en alguna carta de algún restaurante, receta por internet, o bien ya lo habéis comido y lo que es aún mejor ya lo habéis cocinado... la palabra es...Chutney.


Pero,¿Qué es el Chutney?, es un condimento agridulce, una especie de confitura que se elabora con frutas o verduras cocidas en vinagre, con especias muy aromáticas y azúcar. Es una bomba de sabor originaria de La India, donde se denomina chatni y significa “para chupar” en el sentido de “chuparse los dedos”, aunque también hay quien dice que significa “especias fuertes”.


Si en India se llama Chatni, ¿porqué lo llamamos chutney? pues por los británicos, jeje, como buen sabéis campaban a sus anchas por India desde que allí tenían la Compañía de las Indias Orientales y del Raj, y en esos momentos lo debieron de probar y dijeron esto pa mí, que esta muy bueno.


Adía de hoy los ingleses son muy fans de hacer esto en casa para sus tostaditas, quesos y ojo para comer carne en frío, me imagino al rey Carlos en su horita del té diciendo Camila echa más chutney que lo he hecho yo con mis propias manos, jaja (vaya chistaco eh jajaja), de hecho los ingleses dicen que esto lo inventaron ellos, que lo de India es otra cosa más especiada, yo ahí no opino porque no estaba allí cuando esto se creo por primera vez, jeje.


Bueno, ya sabemos que es un condimento de la India, hecho por un hindú o por el mismísimo raj, jeje, que es especiado y que se puede usar para carnes, pescados, patés, quesos y tostadas... y ahora nos falta saber con que lo podemos hacer, pues ahi si que esta claro, con cualquier fruta o hortaliza que te guste, con vegetales también, y con la mezcla de ellos, aquí manda el gusto de cada uno, pero la lógica sería con productos de temporada, como las mermeladas. SI es que esto no deja de ser una mermelada especiada.


La textura puede ser fina y sedosa, homogénea que no se note nada o puede ser de tropezones, su sabor picante o suave, con más especias o menos a tu gusto, pero si que tienes que echarle vinagre, especias y algo de picante, porque sino sería una mermelada y punto, de hecho se hace igual, fruta que quieras, azúcar y a reducir en una cazuela.


Las especias que normalmente se emplean en cualquier chutney y que le proporcionan ese sabor fuerte y picante, son la mostaza, el clavo, la canela, el jengibre, el curry y el chile o las guindillas y su lado más dulce se lo proporciona el azúcar moreno. El golpe de acidez lo va a aportar el vinagre.


Quizá los más habituales son los chutneys de mango o el chutney de calabacín, de tomate, de berenjena, de ciruela, de manzana… pero esto no es como os decía para nada una norma, lo ideal es, coge tu fruta/hortaliza que más te guste o la combinación de ambas, azúcar moreno, vinagre (queda guay el de Módena) y echa especies a tu gusto, yo en este caso soy muy de canela y clavo, jeje, cocina a fuego suave, yo para eso uso mi olla lenta chupchup (ver olla lenta Chupchup) empezará a oler tu casa a especies, tan rica que solo el olor te emocionará, y luego dale la textura que quieras de fina o gruesa, deja enfriar mete en un bote y come cuando quieras, se conserva genial, ojo que se come en frío o en caliente.


Os dejo unas recetas de los chutney que voy haciendo, espero que os gusten.






Entradas Recientes

Ver todo