La pectina es una fibra que se encuentra naturalmente en la capa superior de plantas y frutas. Vendría a ser como el colágeno de nuestra piel. Es una sustancia que se vuelve muy soluble en contacto con agua caliente.

Esta se encuentra abundantemente en la piel de frutas como la manzana, los limones, las naranjas, las mandarinas, los arándanos o las grosellas.


Usos de la pectina:

La pectina se extrae de la piel de las manzanas principalmente mediante un proceso de secado y procesado. Se utiliza principalmente como espesante de alimentos como la mermelada. Además, también se utiliza en medicina, en concreto con medicamentos contra la diarrea casi por la misma razón, ya que actúa como absorbente intestinal por su acción sobre estos.


El uso de la pectina en las mermeladas:

Su uso es muy sencillo, seguiremos la receta norma de una mermelada de cualquier fruta, y es tan sencillo como que cuándo la fruta esté en el olla y empiece a hervir, incorporaremos la pectina en polvo mezclada con un poco de azúcar. Removemos un par de minutos e incorporaremos el resto del azúcar junto al vaso de zumo de limón. Si lo hacemos de esta manera, la mermelada nos quedará espesa y consistente.

Pero comprar pectina es muy caro, con lo cual para hacer una mermelada a nivel de casa no salen las cuentas.


Receta pectina casera:

Ingredientes:

  • 3 manzanas grandes

Elaboración:

  1. Pelamos las manzanas y le quitamos las pepitas y las ponemos en un paño limpio, hacemos un saquito con este paño que tiene dentro nuestras pepitas y pieles. Troceamos las manzanas y las ponemos en una olla junto a 1 litro de agua y el saquito de pepitas y pieles Lo ponemos a fuego medio hasta que reduzca a la mitad

  2. Colamos el líquido y lo dejamos enfriar. La guardamos en la nevera ya que se conserva muy bien y esto es nuestra pectina casera.

  3. Truco: aprovecha la manzana para compota o para una empanada por ejemplo.

Entradas Recientes

Ver todo