Truco: congelar empanadillas


Muchas veces no hacemos empanadillas. y estos snacks por pereza de hacer la masa, pero con Mambo no hay excusa, y con estos tips podemos hacer gran cantidad para conservar y tener en nuestro congelador cuando nos apetezca, así tendremos nuestros snaks favoritos.


Cómo conservar nuestras empanadillas caseras:

  1. Hacemos el relleno y lo dejamos enfriar, unas 4 ó 5 horas antes, y lo enfriamos a temperatura ambiente las 2 primeras y el resto en la nevera.

  2. Hacemos la masa,

  3. Hacemos la empanadillla y las cerramos bien

  4. Las colocamos sobre una bandeja con papel de horno una por una bien separadas

  5. Las congelamos con bandeja incluida durante 70 minutos, lo justo para que queden duras y no se quemen con el frío.

  6. Las sacamos de la bandeja con cuidado y las metemos en una bolsa con cierre, por supuesto sabemos que son empanadillas, pero si en casa las hacemos de distintos sabores conviene etiquetar con el sabor, eso si, ¡¡¡poner siempre la fecha que hemos hecho ya que se han de consumir como mucho en 2 meses!!!

  7. Cuando las vayamos a comer, no hay que descongelarlas solo freír u hornear directamente. Y recordad si son horneadas, el horno debe estar muy caliente. El tiempo de cocción será el mismo que las empanadas elaboradas en el momento. En el caso de freír las empanadas, hay que tener mucho cuidado, ya que el cambio térmico puede provocar que salte el aceite.


Entradas Recientes

Ver todo